El kirchnerismo retira al pais del Grupo Lima

Escrito por el 25 marzo, 2021

En un claro apoyo al dictador Nicolás Maduro, propiciado por los sectores K más duros, el presidente Alberto Fernández dejará el foro regional alineado con Estados Unidos y duramente crítico del régimen de Venezuela. 

El kirchnerismo aísla al país del mundo y lo retira del Grupo LimaPara el Gobierno argentino la estrategia seguida por el Grupo Lima no ha conducido a nada.

Después de meses de gestos que adelantaron la decisión, el presidente Alberto Fernández dejará el Grupo de Lima, foro regional alineado con Estados Unidos y duramente crítico de Venezuela. Se trata de una nueva señal de alineamiento con el kirchnerismo duro, un guiño al presidente del régimen populista, Nicolás Maduro, y un nuevo rechazo a la figura del líder opositor Juan Guaidó.

Fuentes oficiales confirmaron que el Presidente decidió que el país tome distancia del grupo que brinda respaldo a Guaidó y cuestiona la grave situación política, social y humanitaria que tiene lugar en Venezuela bajo el liderazgo chavista.

La permanencia de la Argentina en ese bloque regional es uno de los ejes de las disputas en el interior del Frente de Todos, ya que el sector ligado a la vicepresidenta Cristina Kirchner y afín al gobierno de Nicolás Maduro exigía al primer mandatario que abandonara el foro regional. Liderado en las formas por Brasil y Colombia, además de ser crítico de Maduro, el foro es permeable a la agenda del Departamento de Estado que apuesta al líder opositor venezolano Guaidó.

La noticia fue confirmada en un comunicado de la Cancillería que preside Felipe Solá. En el escrito, aseguran que «Argentina formalizó su retiro del denominado Grupo de Lima, al considerar que las acciones que ha venido impulsando el Grupo en el plano internacional, buscando aislar al Gobierno de Venezuela y a sus representantes, no han conducido a nada».

Entre las razones de la salida, la Cancillería sostiene que «la participación de un sector de la oposición venezolana como un integrante más del Grupo de Lima ha llevado a que se adoptaran posiciones que nuestro Gobierno no ha podido ni puede acompañar».

Para el Gobierno argentino, «la mejor manera de ayudar a los venezolanos es facilitando que haya un diálogo inclusivo que no favorezca a ningún sector en particular, pero si a lograr elecciones aceptadas por la mayoría con control internacional». En esa línea, pide sumar al diálogo a «voces provenientes de los principales actores sociales del país, como la Iglesia, el sector empresario y las organizaciones no gubernamentales, sin exclusiones».

En el comunicado dado a conocer por el Palacio San Martín, se indica además que «en un contexto en el que la pandemia ha hecho estragos en la región, las sanciones y bloqueos impuestos a Venezuela y a sus autoridades, así como los intentos de desestabilización ocurridos en 2020, no han hecho más que agravar la situación de su población y, en particular, la de sus sectores más vulnerables».

Y remarca que más allá de la decisión de retirarse del Grupo de Lima, «Argentina continuará sosteniendo su compromiso con la estabilidad en la región, y buscará encaminar soluciones pacíficas, democráticas y respetuosas de la soberanía y de los asuntos internos de cada Estado».

El kirchnerismo cuestiona las supuestas «posturas extremistas» de Washington, al entender que estos sectores promueven una eventual intervención militar en Caracas. Una de las principales impulsoras de la salida de la Argentina del grupo fue Alicia Castro, la exembajadora en Venezuela durante el gobierno de Hugo Chávez, que enfrenta la política exterior del Gobierno. El año pasado Castro opinó públicamente: «La Argentina debería retirarse del Grupo de Lima, un grupo subalterno creado con el propósito explícito de debilitar la integración regional de América Latina y el Caribe, desarticular la Unasur y reunir a los aliados regionales de los Estados Unidos con el objetivo de erosionar al gobierno de Venezuela y procurar un cambio de régimen». El Grupo de Lima, del cual el expresidente Mauricio Macri fue un entusiasta promotor, fue un problema para Alberto Fernández desde antes de su asunción, cuando recibió presiones desde distintos sectores para alejarse y para permanecer. Cuando llegó a la Casa Rosada, Fernández evitó salir y privilegió dar el debate interno en el Gobierno.

Gamus:“Queremos gritar ‘nunca más’”

El gobierno interino de Juan Guaidó lamentó ayer la retirada del Gobierno argentino del Grupo de Lima, el foro internacional que denuncia los atropellos del régimen de Nicolás Maduro en Venezuela. Lo hizo a través de su embajadora en Buenos Aires, Elisa Trotta Gamus, quien en una publicación en su cuenta de Twitter aseguró que el grupo ha sido “fundamental para denunciar las graves violaciones a los derechos humanos en Venezuela, y para trabajar en la única solución real, que es recuperar la democracia en nuestro país”. En una referencia al Día de la Memoria que tuvo lugar ayer, Trotta remarcó que “los venezolanos estamos luchando contra una dictadura que ha asesinado a decenas de miles de personas”, y que “también deseamos gritar ‘nunca más’”, para lo que “necesitamos toda la ayuda posible”. La Cancillería argentina indicó en un comunicado que la razón de su retirada del foro responde a que sus acciones, “buscando aislar al Gobierno de Venezuela y a sus representantes, no han conducido a nada”. Ante ello, Trotta expresó: “Si no se ha logrado avanzar es porque los que tienen las armas así han decidido”.
También rechazó la afirmación de la administración de Alberto Fernández de que “las sanciones y bloqueos impuestos a Venezuela y a sus autoridades (…) no han hecho más que agravar la situación de la población”, asegurando que estas medidas punitivas “no son las causantes de lo que viven los venezolanos”.


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *


Radio FM Identidad

FM Identidad Salta 103.3

Current track
TITLE
ARTIST

Chatear
Escribanos al wp de la radio
Hola. ¿Quieres chatear con nosotros?